Archive | septiembre, 2014

¿Es posible conseguir un préstamo sin nomina?

1 sep

Las exigencias de las entidades bancarias para conseguir un préstamo son actualmente muy elevadas y con la situación económica y el desempleo resulta excesivamente difícil poder acceder a un préstamo.

La necesidad para solicitar un préstamo puede tener su origen en multitud de motivos que el banco puede exigir saber antes de concederlo para analizar las posibilidades de cada caso en concreto. Cada entidad bancaria estudia en profundidad a sus clientes antes de aceptar la concesión de un préstamo, y en función de la situación individual de los solicitantes estas entidades pueden rechazar el préstamo o exigir otros requisitos que se volverán obligatorios y sin los cuales, la solicitud también será rechazada.

Normalmente las garantías que se exigen a los solicitantes de un préstamo es aportar algún tipo de aval. Este aval puede ser una persona, familiar, amigo, que se comprometa a hacer frente al pago de la deuda en caso de que el solicitante no pueda asumirla; y también se puede exigir una nómina que garantice la estabilidad de la persona que necesita el préstamo. De esta forma, los bancos se aseguran siempre el pago de la deuda y la devolución del dinero prestado.

¿Y si no tenemos una nómina ni fuente de ingresos estable?

Es aquí cuando aparecen los problemas para conseguir un préstamo. Una persona que solicita un préstamo pero no tiene nómina ni una fuente de ingresos estable, seguramente tendrá serias dificultades para conseguir el crédito solicitado. La solución frente a estas situaciones es solicitar préstamos sin nómina, que efectivamente, existen para casos de necesidad.

Estos préstamos utilizan una propiedad libre de cargas o con poca hipoteca como garantía y este es el único requisito que se exige. Por ello, son la alternativa cuando se producen estas situaciones.

No se trata de productos bancarios, sino que los ofrecen las entidades de financiación privada a particulares con tal de facilitarles el acceso a crédito para poder solucionar sus problemas financieros de forma rápida.

La alternativa a los préstamos bancarios cuando no tenemos una nómina son los préstamos hipotecarios, una solución rápida y cómoda con la que poder tener dinero urgente y poder hacer frente a los pagos y deudas. No es casualidad que en los últimos años hayan aumentado la solicitud de estos créditos dadas las continuas negativas de los bancos y sus elevadas exigencias, la situación económica que entre todos estamos viviendo y las ventajas de los préstamos con garantía hipotecaria.

 

Share